¿Quién tiene derecho al uso y disfrute de una vivienda heredada?

¿Quién tiene derecho al uso y disfrute de una vivienda heredada?

uso-y-disfrute-vivienda-heredada

Es común que, al fallecer una persona, su patrimonio incluya la vivienda familiar como parte de su herencia. Este proceso de sucesión de bienes, especialmente cuando se trata de heredar una vivienda tras el fallecimiento de un ser querido, implica una serie de derechos y responsabilidades que es esencial comprender y manejar correctamente.

Uno de los aspectos más importantes es el derecho al uso y disfrute de la vivienda heredada, que puede generar conflictos entre los herederos si no se aborda de manera adecuada.

¿Cuándo se produce conflicto por el uso y disfrute de la vivienda heredada?

Existen dos situaciones principales en las que puede surgir confusión o conflicto respecto a quién tiene derecho a usar y disfrutar de una vivienda heredada y qué significa ese derecho: cuando la vivienda se hereda en proindiviso y cuando existe usufructo.

En ambas situaciones es crucial entender los derechos legales de cada parte involucrada y cómo se pueden resolver los conflictos de manera justa y equitativa.

Cuando la vivienda se comparte entre varios herederos (proindiviso)

En este caso, cada heredero tiene derecho a una parte de la casa. Sin embargo, heredar parte de una casa compartida no garantiza el derecho a vivir en ella, por lo que en este escenario es necesario determinar quién tendrá derecho a residir en la vivienda y bajo qué condiciones.

Cuando varios herederos reciben una vivienda en herencia, se forma una «comunidad de bienes», regulada por el Código Civil. En esta situación, todos los herederos comparten la propiedad y la responsabilidad de administrar la casa.

De esta manera, cada heredero puede usar la vivienda según su parte de propiedad, siempre y cuando no perjudique a los demás. Todos deben contribuir económicamente a los gastos de mantenimiento, como impuestos y reparaciones, en proporción a su parte de propiedad.

Situación en precario

Sin embargo, pueden existir acuerdos especiales entre los herederos, como permitir que uno de ellos use la vivienda exclusivamente, de forma gratuita o con condiciones específicas como el pago de la renta o de los servicios

Aun así, los otros hermanos no están obligados a aceptar esta solución.

En el caso de que un hermano insista en vivir en la casa sin pagar alquiler o comprar las partes de los demás, los otros hermanos pueden expulsarlo mediante un desalojo legal (desahucio por precario).

Por otra parte, la ley no permite mantener la propiedad compartida indefinidamente, a menos que haya un acuerdo de no división, que puede durar hasta 10 años, y por eso se contempla la posibilidad de dividir la casa entre los hermanos. Esto implica venderla en subasta pública y repartir el dinero entre todos.

Cualquier hermano tiene prioridad sobre un comprador externo para comprar la parte de otro hermano que quiera vender, pagando el precio acordado.

Cuando existe usufructo

Este escenario se da cuando, por la herencia, la propiedad de la vivienda pertenece a un heredero (nuda propiedad) y el derecho a usarla y disfrutarla a otro (usufructo).

Este es un caso común cuando se le otorga al cónyuge viudo el derecho de usar la vivienda de por vida, por lo que puede ser confuso para el heredero propietario entender exactamente qué derechos tiene.

Finalmente, el alcance de ese derecho depende de cómo se haya establecido el usufructo:

  • En caso de que el fallecido deje un testamento donde especifica que una persona tendrá el usufructo y luego pasará a otra, se deben respetar esos deseos. En este caso, el usufructo será como lo definió el fallecido en su testamento. El heredero que recibe la propiedad puede vender la casa y hacer lo que quiera con ella, siempre y cuando no afecte el derecho de uso del usufructuario.
  • Pero si el usufructuario es el cónyuge viudo, que disfruta de la casa como parte de su herencia legítima, el usufructo se considera vitalicio (de por vida) y se extingue cuando el cónyuge muere. En ese momento, el heredero obtiene todos los derechos sobre la casa, es decir, la propiedad completa y el derecho de uso.

Ante situaciones de conflicto relacionadas con el uso y disfrute de una vivienda heredada, es crucial buscar el asesoramiento legal especializado y con experiencia en este ámbito que te ofrecerá orientación legal, representación en procesos judiciales y negociaciones entre las partes involucradas, con el objetivo de alcanzar acuerdos justos y respetar la voluntad del causante.

En Abogados especialistas en herencias trabajamos para darte la mejor solución para resolver disputas sobre el uso y disfrute de viviendas heredadas. Contáctanos para recibir asesoramiento personalizado y proteger tus derechos. Estamos aquí para ayudarte en cada paso del proceso legal, proporcionando claridad y seguridad en momentos difíciles.

¡Comparte este artículo!