¿Se puede dejar toda la herencia al cónyuge?

¿Se puede dejar toda la herencia al cónyuge?

herencia-cónyuge

La pérdida de un ser querido conlleva no solo un duro golpe emocional, sino también la necesidad de enfrentar aspectos legales relacionados con la herencia. Una pregunta común que surge en estos momentos es si es posible legar la totalidad de los bienes a la pareja.

En este artículo, abordaremos las implicaciones legales de la herencia en relación con el cónyuge y cómo se regulan estas situaciones en la legislación española.

¿Qué ocurre legalmente cuando una persona fallece?

Al momento del fallecimiento de una persona, nos encontramos ante dos posibles escenarios: que la persona haya dejado un testamento o que no lo haya hecho.

En el caso de las herencias con testamento, es importante saber que este debe respetar la parte de la herencia que por ley corresponde a los herederos forzosos, que son, por orden de prelación, los descendientes, los padres y el cónyuge.

En ausencia de testamento, entran en juego las disposiciones de la herencia intestada. 

Para que el cónyuge viudo pueda heredar, se deben cumplir ciertos requisitos, como que el matrimonio esté en vigor y sea válido, es decir, no deben haberse producido situaciones como separaciones legales, divorcios o matrimonios anulados.

En casos como separaciones de hecho u otros casos excepcionales, es crucial contar con la asesoría de un abogados especialista en herencias  para un asesoramiento personalizado.

¿Puedo dejar toda mi herencia a mi cónyuge?

La respuesta directa a esta pregunta es no.

La ley establece española que una parte de la herencia debe destinarse obligatoriamente a los descendientes, si los hay, o a los ascendientes en su defecto.

Sin embargo, lo que sí es común y legalmente aceptable es que el cónyuge reciba el usufructo vitalicio de todos o parte de los bienes heredados. Esto significa que el cónyuge podrá disfrutar de los bienes durante su vida, pero no tendrá el derecho de venderlos, ya que la propiedad (nuda propiedad) pertenece a los demás herederos forzosos.

La propiedad plena o nuda propiedad recae sobre los otros herederos forzosos, sean estos hijos o padres del fallecido. Por tanto, el cónyuge podría vivir en la vivienda familiar y disponer de los bienes muebles e inmuebles para su uso personal, pero no podría disponer de ellos como si fuera su propietario absoluto.

El único caso en el que se podría dejar toda la herencia al cónyuge es cuando no existan descendientes ni ascendientes que tengan derecho a la legítima. En estas circunstancias, y siempre que sea la voluntad explícita del testador, todos los bienes pueden ser legados al cónyuge superviviente.

En resumen, la sucesión testamentaria y la intestada están reguladas para proteger a los herederos forzosos y asegurar que sus derechos no sean vulnerados. Sin embargo, existen mecanismos legales que permiten al testador favorecer al cónyuge dentro del marco legal, como el usufructo vitalicio.

Desde nuestro despacho de Abogados Especialistas en Herencias, estamos comprometidos a ofrecer asesoramiento personalizado y profesional para aclarar todas las complejidades del derecho sucesorio.

Entendemos la importancia de salvaguardar los intereses y deseos de nuestros clientes y ofrecemos nuestra experiencia para asegurar una gestión adecuada y conforme a derecho de las herencias. No dudes en contactarnos para resolver cualquier duda o para obtener más información sobre cómo podemos ayudarte en estos procesos tan delicados.

¡Comparte este artículo!